Júlia Farriol

Practica el diseño con responsabilidad social y medioambiental para ser parte de la transformación hacia un mundo equitativo y sostenible. Ganadora del Premio Catalunya de Ecodiseño en la categoría de Diseño Joven, con su proyecto Des-Embolcall. Este premio, que concede la Generalitat de Catalunya, reconoce productos, en el mercado o en desarrollo, que están diseñados para mejorar su comportamiento ambiental.


¿Qué es lo que más le preocupa hoy?

Estamos frente un momento de transformación socio ecológica que afecta a todos los niveles de nuestra sociedad. Me preocupan las tensiones que eso puede generar y las resistencias al cambio que nos podamos encontrar. Va a ser difícil que la gente se dé cuenta de la necesidad de cambiar como vivimos y cómo trabajamos.

 

¿Qué se puede hacer para solucionarlo?

Se están acordando objetivos a nivel político internacional que se acercan a los cambios que necesitamos, pero las leyes y/o las realidades en países y ciudades no están cambiando acorde con dichos objetivos. Tenemos que trabajar para asegurar que esos objetivos se hagan realidad tan rápido como sea posible para poder crear nuevos objetivos aún más ambiciosos. Ese trabajo debería ser de dos tipos: trabajar para imaginar otras realidades y así ofrecer alternativas; y trabajar para empujar a las estructuras de poder a ser más radicales y a incluir nuevas voces.

 

¿Qué se está haciendo bien?

Las poblaciones indígenas están protegiendo y nutriendo el 80% de la biodiversidad global.. Por otro lado, los jóvenes se está movilizando y actuando para cambiar las cosas.

Ver más entrevistas