Grian A. Cutanda

Escritor, 14 libros publicados, entre los que destaca «El jardinero», con 20 ediciones. Activista social y medioambiental, cofundador de Extinction Rebellion Spain. Ha estado 33 día en huelga de hambre en protesta por el clima.


¿Qué es lo que más le preocupa hoy?

Que, según la comunidad científica, nos estamos dirigiendo hacia una extinción masiva de especies y un colapso de la civilización humana de proporciones
apocalípticas a lo largo de este siglo, y la clase política mundial sigue sin entender que no son los mercados, sino la comunidad científica, quienes deben marcar el ritmo y la profundidad de los cambios. Tampoco parecen entender que se deben a los pueblos que les votaron, y no a las grandes corporaciones y bancos que, cuando terminan su vida política, les ofrecen suculentos sueldos en sus consejos de administración.

 

¿Qué se puede hacer para solucionarlo?

Apelar a la humanidad de parte de la clase política, económica y mediática, aunque no soy demasiado optimista con el cortoplacismo de la actual cultura política y económica. Mis esperanzas las fío en la movilización de la sociedad civil mundial, para forzar a los gobiernos a enfrentarse a los mercados y legislar en función del bien común y no de los intereses de unos pocos. Pero, para eso, necesitamos del apoyo de todos los medios de comunicación no dependientes de los mercados (un 15% a nivel mundial), para que la sociedad civil sepa que, según la ciencia, el cambio climático va a ser mucho peor de lo que nos pintan desde los órdenes políticos, económicos y mediáticos dominantes. Hay que obligarles a actuar. Cada año que pasa, puede suponer la muerte de cientos de millones de seres humanos a lo largo de este siglo, y la desaparición de cientos de miles de especies.


¿Qué se está haciendo bien?

Muy poco que realmente fuerce a una acción urgente por parte de quienes detentan el poder. Es por ello que surgió Extinction Rebellion, acudiendo al llamado a la rebelión de la sociedad civil lanzado por la comunidad científica británica. Creo que Extinction Rebellion es la vía más directa y urgente, a través de la desobediencia civil masiva de miles de personas, para forzar a los gobiernos a replantearse sus prioridades. Simplemente, necesitamos tiempo para poder aplicar la verdadera solución para la transformación de nuestra destructora civilización: la de educar en una nueva visión mundo, que nos lleve a ver la Tierra como un sistema vivo y al ser humano como un hilo más de la trama de la vida.

Ver más entrevistas