Brenda Chavez

Periodista especializada en consumo, sostenibilidad y cultura. Miembro del colectivo femenino de periodistas de investigación sobre consumo Carro de Combate. Dirige la sección Consuma Crudeza, en el programa de radio Carne Cruda. Autora de los libros «Tu consumo puede cambiar el mundo» (Península) y el recién publicado «Al borde de un ataque de compras» (Debate).


¿Qué es lo que más le preocupa hoy?

La emergencia climática y las crisis ecosociales que vivimos. El planeta tiene límites biofísicos que hemos sobrepasado: Global Footprint Network indica que demandamos recursos equivalentes a 1,7 tierras al año, es decir, consumimos y producimos por encima de la capacidad del planeta para renovarse. WWF apunta que para 2030 serán dos tierras, y para 2050 tres. Además, cada vez existe una brecha mayor entre ricos y pobres, y una mayor precarización del mercado laboral, entre otras cuestiones ecosociales preocupantes. Todo esto guarda relación con nuestro modelo productivo, y una economía que no pone en el centro la sostenibilidad de la vida. Durante las últimas cuatro décadas hemos cuadruplicado la producción y el consumo de bienes y servicios, liberalizado y avivado ferozmente una economía y unos metabolismos productivos extractivos, intensivos y especulativos, que lo mismo mundializan desastres climáticos, crisis financieras, éxodos humanos, extinciones o pandemias.

¿Qué se puede hacer para solucionarlo?

Ya existen modelos productivos y de consumo (alimentación, movilidad, turismo y moda sostenibles; energías renovables, finanzas éticas,…) que crean «círculos virtuosos» de resiliencia que respetan las ecodependencias e interdependencias necesarias para sostener nuestra vida, la del planeta y la de las demás especies. El consumo y la producción sostenible son el Objetivo Desarrollo Sostenible número 12, de la agenda de 17 metas de la Naciones Unidas para alcanzar un desarrollo sostenible en 2030. Mi libro «Al borde de un ataque de compras» es una guía breve y práctica sobre cómo podemos consumir más sosteniblemente que nos acerca fácilmente a esos modelos de producción y de consumo. Y también mi anterior libro «Tu consumo puede cambiar el mundo», lo explica mucho más extensamente. Tanto las empresas, como las administraciones, como la ciudadanía,… podemos apoyarlos generando menor impacto en el planeta y sus habitantes.

¿Qué se está haciendo bien?

En todos los sectores hay alternativas de producción y de consumo más sostenibles que las convencionales (o más habituales) que proceden de modelos productivos más respetuosos social y medioambientalmente en alimentación, construcción, moda, cosmética, hogar, energía, movilidad, turismo, finanzas,… Cada vez más consumidores, empresas, administraciones, legislaciones,… se dan cuenta de ello, lo apoyan y fomentan.

Ver más entrevistas