Libros

Un libro: «Maneras de estar vivo», de Baptiste Morizot (Errata Naturae).

Bajo el subtítulo de «La crisis ecológica global y las políticas de lo salvaje», el autor habla sobre «una especie que decidió separarse de los otros diez millones de especies que habitaban la Tierra. Aunque todas eran necesariamente sus parientes, optó por llamarlas «la naturaleza», y así empezó a verlas como cosas, meros recursos a su disposición». Esta es nuestra herencia, y su inimaginable violencia ha dado lugar a la actual y devastadora crisis ecológica. El presente libro pretende dar un golpe de timón frente a esta situación: armar (en el doble sentido de la palabra) una filosofía de los seres vivos que sea tanto una política como una praxis.

 


Un libro: «Cómo hacer clic hacia una nueva economía. Una revolución circular con el ser humano en el centro», de Luis Lehmann (Caligrama).

Es posible un cambio, porque tenemos las herramientas -los recursos humanos, materiales, económicos, la tecnología y el conocimiento- para implementar nuevas soluciones para resolver los grandes problemas que tenemos por delante. Tenemos que hacer ese “clic” consciente para pasar de la alarma y la necesidad, al poder y la capacidad. Para ello, debemos proponernos una nueva economía como misión común. Desde el punto de vista del autor, la economía circular es el vehículo de esa nueva economía.
Una propuesta para los que creen que no podemos seguir haciendo lo mismo, sin esperar los mismos resultados. Si crees que cambiar es posible, a través de acciones que impliquen un desarrollo económico competitivo y eficiente, que generen beneficios, que apuesten por la innovación, a la vez que eviten el cambio climático, promuevan la generación de nuevos empleos verdes y procuren una transición justa, este será un libro que te impulsará a la acción.


Un cómic: «En los bosques de Siberia», de Sylvain Tesson y Vigile Dureuil (Harper Collins).

Un escritor trotamundos decide alejarse por completo del mundo, de modo que abandona la ciudad y la vida cotidiana para instalarse en la otra punta del planeta. El resultado es una obra sorprendente. Así es como la presenta el autor: «Me instalé seis meses en una cabaña en Siberia, a orillas del lago Baikal, en la punta del cabo de los Cedros del Norte. El pueblo más cercano estaba a 120 kilómetros, no había vecinos ni carretera de acceso, de tarde en tarde recibía alguna visita. En invierno, temperaturas de -30ºC; en verano, osos en las orillas. Un paraíso».

 


Un libro: «El mapa de las maravillas», de Caspar Henderson (Ático de los libros).

Henderson recorre el cosmos y la naturaleza que nos rodea y que habita en nosotros y nos ofrece un delicioso mapamundi para guiarnos en nuestra búsqueda de las maravillas del mundo moderno. Por el camino, celebra y nos explica el milagro de la luz y los orígenes del universo, las múltiples maravillas del cuerpo humano y nos revela las que están por venir, las tecnologías que transformarán la experiencia humana.

 


Un libro para niños: «Familias Fabulosas», de Francesco Maddaloni y Guido Radaelli (Duomo Ediciones).

Este libro narra las sorprendentes aventuras de siete familias animales verdaderamente especiales, todas inspiradas en hechos que han ocurrido realmente en la naturaleza. Su hilo conductor se puede resumir con esta frase: «El amor es todo lo que se necesita para crear una familia». Ligero, bello, entrañable y fabulosamente ilustrado, para la Bee es un de los libros para jóvenes de la temporada. Leyéndolo entenderán y abrazaran la diversidad, lo que nos hace únicos, lo que nos hace comunidad.

 


Un libro: «La escritura indómita», de Mary Oliver (Errata Naturae).

Un libro lleno de lecciones repletas de vida en torno a la naturaleza en las que no hay respuestas pero sí consuelo suficiente como para avanzar, pase lo que pase, sin dejar de sentirnos apegados a la tierra o al mar. Una colección de ensayos que nos muestra cómo se entrelazan el mundo natural, espiritual y artístico en la obra de Mary Oliver. Página tras página, el libro crece y se expande. Un libro poderoso.

 


Un libro: «Cómo cambiarlo todo», de Naomi Klein (Crossbooks).

Un libro muy recomendable para jóvenes a partir de 14 años donde la autora nos impulsa a combatir los grandes problemas de nuestro planeta como temperaturas más altas, súper tormentas e incendios en la Amazonia. Y es que estas son solo algunas de las consecuencias del cambio climático que ya estamos viviendo. La buena noticia es que puedes hacer algo. Una serie de movimientos están empezando a luchar no solo contra los efectos del cambio climático si no también por la justicia climática y para conseguir un futuro habitable y equitativo para todos.

 


Un libro: «The Atlas of Disappearing Places. Our Coasts and Oceans in the Climate Crisis», de Christina Conklin y Marina Psaros (The new press).

Nuestro planeta está en peligro. Los mares están subiendo, los océanos se están acidificando, el hielo se está derritiendo, las costas se están inundando, las especies están muriendo y las comunidades se tambalean. A pesar de estas terribles circunstancias, la mayoría de nosotros no tenemos una idea clara de cómo las crisis interconectadas en nuestro océano están afectando el sistema climático, las redes tróficas, las ciudades costeras y la biodiversidad, y qué soluciones pueden ayudarnos a co-crear un futuro mejor. Este Atlas de lugares que desaparecen representa veinte lugares en todo el mundo para que despertemos a la acción, una guía hermosa y atractiva sobre los impactos del calentamiento global en todo el mundo.

 


Un libro: «Hielo», de  Marco Tedesco y Alberto Flores D’arcais (Gatopardo).

Si existe un lugar donde buscar el futuro del planeta e interrogar sobre él a la Historia, este lugar es Groenlandia, la isla reina del círculo polar ártico. El glaciólogo Marco Tedesco, uno de los mayores expertos en el cambio climático, guía al lector por el país del hielo y se lo descubre a través de este relato científico y lleno de aventuras de la expedición que dirigió por el Ártico, entre largos trayectos por la nieve, lagos que en unos minutos desaparecen en la inmensidad azul, increíbles camellos polares y gigantescos restos de meteorito.

 


Un libro: «Perdiendo el Edén», de Lucy Jones (Gatopardo).

La frase que destaco esta semana un poco más arriba es de la autora de este ensayo. Según ella, “la naturaleza no es solo hermosa e intrigante y asombrosa, es nuestro sistema de soporte vital”, y sin embargo pasamos hasta un 90% de nuestra vida entre cuatro paredes. Un libro en el que Jones analiza el valor del universo natural y se pregunta cosas como estas: ¿Qué sucede cuando perdemos nuestro vínculo con el mundo natural? ¿Es posible que también estemos perdiendo parte de nosotros mismos?

 


Un libro: «OFF», de de Xavier Salomó (Flamboyant).

Escogido por más de 2.700 niños y niñas de todo Cataluña como mejor libro en la categoría de 10 años del Premio Atrapallibres. Se trata de un álbum ilustrado, que no tiene palabras, y que trata sobre los riesgos de la energía nuclear. A través de una serie de imágenes, el álbum narra cómo una niña consigue devolver la vida a un paisaje yermo y monótono, fruto de los efectos de la energía nuclear.

 


Un libro: «La ballena tatuada», de Darío Adanti (Astiberri).

Esta novela gráfica narra con humor hazañas como la de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. Da fe de la vida de los navegantes del siglo XVI, que exploraban océanos en busca de rutas para el comercio. Esta obra es, en realidad, un compilado de relatos (en forma de cómics) en torno a las crónicas fragmentadas de una misma hazaña histórica:  la primera vuelta al mundo, que transcurrió entre 1519 y 1522.

 


Un libro: «Salvación: Estrategias personales ante el cambio climático», de Carlos Echeverría (libros.com).

Escrito por el exministro costarricense de Cultura, esta obra trata de ofrecer a los lectores información que les permita diseñar sus propias estrategias, personales o familiares, para reducir su huella de carbono. Un libro que permite a los lectores «aterrizar» y personalizar este tema de forma práctica.

 


Un cómic:  «Lluvia», de (Mary M. Talbot Y Bryan Talbot).

Un relato sobre el despertar político y la madurez sentimental donde la crisis climática es el escenario colectivo que nos recuerda que nuestros actos tienen consecuencias, y que, en términos medioambientales, tal vez ha llegado el momento de pasar al otro lado y empezar a ser parte de la solución.

 


Un libro:  «Grandes granjas, grandes gripes. Agroindustria y enfermedades infecciosas», de Rob Wallace (Capitán Swing).

En línea con el documental de arriba, este libro explica detalladamente que muchas de las nuevas enfermedades más peligrosas en los humanos se deben a nuestros sistemas alimentarios. Este libro explora el vínculo entre enfermedades infecciosas, agricultura, economía y ciencia. Y detalla el peligro de los agronegocios, que han ideado nuevas formas de cultivar más alimentos y llevarlos a más lugares con mayor rapidez. Pollos modificados genéticamente y cerdos hacinados en pocos metros para saciar el hambre del capitalismo (entre otras cosas).

 


Un libro:  «Escrito en los árboles», de Valerie Trouet (Crítica).

Esta experta en dendrocronología, ciencia que se ocupa de la datación de los anillos de crecimiento de los árboles, repasa los hitos de esta disciplina. Datos como que en la mayoría de las zonas templadas se forma un anillo cada año y que contándolos, sabes la edad de un árbol. O que en los años secos son estrechos y en los húmedos son anchos. Se trata de una ciencia que sirve para estudiar cómo ha evolucionado el clima en el pasado, para investigar la historia de los bosques y de los ecosistemas. Y también es clave para la arqueología y la historia del arte, por medio del estudio de objetos de madera fabricados por humanos.

 


Un libro:  «Neoliberalizando la naturaleza. El capitalismo y la crisis ecológica», de Arturo Villavicencio (Siglo XXI).

La promesa de que los mercados pueden engendrar al mismo tiempo crecimiento económico y sostenibilidad ecológica es mentira. El mantra del neoliberalismo «El mercado lo soluciona todo», es mentira. Pero el capitalismo más feroz sigue contaminando y agotando los recursos naturales, acentuándo el cambio climático y destruyendo el medio ambiente. Sobre todo esto -que se puede resumir en capitalismo o medioambiente- escribe el autor, cuya labor investigadora en cambio climático fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz en 2007.

 


Un libro:  «Océanos sin ley», de Ian Urbina (Capitan Swing).

El autor se pasa 5 años viajando por los océanos, los lugares más desconocidos e inhóspitos de nuestro planeta. Historias de ecologistas justicieros, buques que vierten petróleo, ladrones de barcos hundidos, cazadores furtivos… Cinco peligrosos e intrépidos años de investigación periodística, a menudo a cientos de millas náuticas de la costa, donde Urbina nos presenta a los habitantes de este mundo oculto. Un relato apasionante donde desentraña una red mundial de crimen y explotación que emana de las industrias pesquera, petrolera y naviera, y de la que dependen las economías del mundo.

 


Un libro:  «Un tributo a la Tierra», de Joe Sacco (Reservoir Books).

La semana pasada abrió en Barcelona una de las librerías más espectaculares de Barcelona, una «librería para leer». Se llama Finestres, y en su web siempre hay textos muy recomendables, como este artículo sobre cómics que versan sobre el capitalismo y el medio ambiente (en catalán, poro las referencia están en castellano). Destaco «Un tributo a la Tierra», una obra maestra del periodismo gráfico sobre los pueblos indígenas de Norteamérica, la explotación de recursos naturales y nuestra deuda con la tierra. A través de 264 páginas nos muestra el difícil equilibrio entre el desarrollo económico y la salvaguarda de las tradiciones ancestrales de los pueblos indígenas.

 


Un libro:  «Plasticus maritimus, una especie invasora», de Ana Pêgo, Isabel Minhós y Bernardo P. Carvalho (Kalandraka).

Gracias a El Culturista, la imprescindible revista, web, agenda familiar y cultural de Barcelona, y a este artículo que habla de él, he descubierto esta obra preciosa que habla de la presencia creciente de una especie invasora que ha ido ocupando cada vez más espacio en el mar: el plástico. En forma de cuaderno de naturaleza, el volumen explica el origen de esta avalancha de plásticos, su expansión por la naturaleza y, sobre todo, las consecuencias negativas que conlleva. ¡Tenemos que conseguir que se extinga!

 


Un libro: «El leopardo de las nieves», de Sylvain Tesson (Taurus).

Según Jacinto Antón, uno de los periodistas más leídos y admirados por la Bee, «uno de los libros más emocionantes y hermosos de la temporada literaria, en el que el escritor y viajero francés narra su encuentro en los confines del Tíbet, en el Changtang, con la elusiva criatura. Tesson ofrece una aventura extraordinaria que constituye un festín de palabras, imágenes de la vida salvaje, emociones y pura belleza, con mucha poesía y destellos de humor socarrón que conjuran el posible exceso de trascendentalismo». Puedes leer todo el recomendable artículo aquí.

 


Un libro: «Animales invisibles. Vida mito y extinción», de Gabi Martinez y Jordi Serrallonga  (Nórdica).

Con las siempre preciosas ilustraciones de Joana Santamans, este libro escrito a cuatro por el escritor y Gabi Martinez y el arqueólogo, naturalista y explorador Jordi Serrallonga y con prólogo de Viggo Mortensen es una delicia. Describe tanto a animales extintos a los cuales ya no podemos observar, como a aquellos animales vivos que no vemos o que son muy difíciles de avistar debido a su forma de vida y la acción perjudicial de nosotros, los seres humanos, sobre ellos y sus ecosistemas.

 


Un libro juvenil:  «Mi primera guía sobre el cambio climático», de José Luis Gallego  (La Galera).

Una guía práctica para que tus hijos entiendan el cambio climático y cómo ayudar a prevenirlo. Recomendado a partir de 10 años, los niños disfrutarán de esta obra práctica escrita por el reconocido divulgador José Luis Gallego. Su objetivo es que las generaciones jóvenes entiendan qué está pasando y colaboren para frenar los síntomas de la enfermedad de la Tierra.

 


Un libro:  «Oro, petróleo y aguacates», de Andy Robinson (Arpa).

El maestro de periodistas Andy Robinson desvela en estas crónicas los entresijos de la extracción y el negocio de las materias primas más valiosas de América Latina, como la carne, el oro, el petróleo, el aguacate, el hierro, los diamantes, la patata, el cobre, la soja o el niobio. Responde a preguntas esenciales como estas: ¿Cuál es la utilización final de estas materias primas en el mundo actual, de consumo ostentoso, recursos naturales menguantes, fuertes tensiones geopolíticas y extrema desigualdad? ¿Qué se puede aprender de los pueblos indígenas para evitar la destrucción medioambiental y afrontar el reto existencial del cambio climático? Un libro que no puedes dejar de leer si quieres entender muchas cosas de nuestro presente.

 


Un libro: «Ciudades hambrientas», de Carolyn Steel (Capitán Swing).

Interesantísima obra en la que se analiza por qué las grandes urbes viven de espaldas a la producción alimentaria y solo les interesan estantes llenos de comida barata. Anima a que nos preocupemos más por el origen y el tratamiento de lo que compramos y a optar por productos de calidad respetuosos con los animales y el medio ambiente. «Es un mito que hay que gastar mucho dinero para alimentarse bien. Con solo comer más verduras y legumbres y menos carne y lácteos, ya puede ahorrar bastante, apunta la autora».

 


Un ensayo:  «Petrocalipsis, Crisis energética global y cómo (no) la vamos a solucionar», de Antonio Turiel (Alfabeto).

Autor del recomendable blog «The Oil Crash«, Turiel pronostica una crisis energética global que solo se va a solucionar con cambio de hábitos, porque con menos necesidades, también se precisará menos energía para satisfacerlas. «Petrocalipsis» es un análisis crudo y claro de las posibles alternativas a nuestro sistema energético actual, donde se plantea con concisión por qué no funcionan ni funcionarán cada una de las falsas soluciones que se han venido discutiendo durante las últimas dos décadas.

 


Un libro: «El Sapiens asesino y el ocaso de los Neandertales», de Bienvenido Martínez-Navarro (Editorial Almuzara).

Ensayo que anima a reflexionar y profundizar en el rol que nuestra especie ha tenido en la adaptación del medio natural a nuestras necesidades. Y, debido a ello, a la extinción de muchas especies animales y al cambio climático del que, menos mal, ya parece que somos conscientes, por lo que hay esperanza. Aunque el autor no duda en afirmar que “El Homo Sapiens es la mayor plaga que ha sufrido el planeta”.

 


Un libro: «Cómo evitar un desastre climático», de Bill Gates  (Plaza & Janés).

Gates presenta las conclusiones de una década de investigación sobre el cambio climático. Un libro que no solo busca concienciar, sino que propone un plan de acción práctico para alcanzar el objetivo de emisiones cero. Según declara en una recomendable entrevista de Montserrat Domínguez, «Tenemos solo tres décadas para reducir a cero las emisiones de efecto invernadero. Si no, sufriremos».

 


Un libro: «Aprender a ser salvajes», de Carl Safina (Galaxia Gutenberg).

El subtítulo de este libro es «Cómo las culturas animales crían familias, crean belleza y consiguen la paz». El autor afirma algo que siempre he defendido, que la cultura también es una forma de herencia. Y lo relaciona con el mundo animal mostrando cómo otros seres enseñan y aprenden, mostrando lo que ocurre constantemente más allá de la humanidad. Un libro que conecta con la naturaleza, con lo que nos rodea, a lo que le hemos dado la espalda y con lo que tenemos que reconectar urgentemente.

 


Un libro: «El instante mágico», de Marcus Chown (Blackie Books).

El subtítulo ya nos deja muy claro lo apetecible e interesante que es este libro: «Los diez descubrimientos asombrosos que cambiaron la historia de la ciencia». Chown nos acompaña en un increíble viaje, un recorrido impresionante por los avances de la física moderna, deteniéndose en ese instante mágico en el que las matemáticas y la física, de la mano de sus más brillantes representantes, cambiaron para siempre la historia de la ciencia.

 


Un libro: «El futuro por decidir«, de Christiana Figueres y Tom Rivett-Carnac (Debate).

Escrito por los arquitectos del Acuerdo de París, este libro está especialmente recomendado para los que están abrumados con el cambio climático. Una obra cargada de optimismo, pero que no por ello maquilla los peligros a los que se enfrenta el ser humano si no se actúa ya, si no se actúa bien. La decisión es nuestra: Vivir en un planeta inhabitable, o ayudar a curarlo y disfrutarlo. Repleto de datos pero fácil de entender y rápido de leer, te deja claro una de las máximas de Figueres: «Esta es la década y nosotros somos la generación».

 


Un libro: «Por el mar de Cortés«, de John Steinbeck (Austral).

En 1940, mientras Europa se sumía en una guerra, el autor se lanza con su amigo, el biólogo marino Ed Ricketts, a investigar el Mar de Cortés (Golfo de California). Seis semanas de búsqueda de biodiversidad marina y costera dieron lugar a este libro. Una auténtica oda al mar cuya profundidad en las descripciones nos adentra en un fascinante viaje por una zona poco explorada. Y nos hace sentir partícipes de una gran aventura por la exuberante naturaleza americana.
Texto y recomendación de Edu Arana Ruiz, lector de la Bee.

 


Un libro: «Leviatán o la ballena«, de Philip Hoare (Ático de los libros).

Me lo regalaron estas Navidades y no lo he podido dejar hasta acabarlo. Editado en el 2010, es un libro sin tiempo, una mezcla de géneros que navega entre el ensayo científico, el literario, las aventuras, la biografía, el género de viajes,… Es rápido de leer, te explica mil anécdotas, te ríes y sufres y sorprendes. Sobre todo esto último, te sorprende la crueldad del ser humano, la humanidad de las ballenas.

 


Un libro: «Con calma», de Rachel Williams y Freya Hartas (Flamboyant).

Se lo trajeron los Reyes Magos a mi hijo y no lo podemos dejar. Un libro estéticamente maravilloso, que reúne lo mejor del álbum ilustrado con lo mejor de los libros de conocimiento para niños. Salir a dar un paseo por el campo con tu peque ya no será lo mismo después de leerlo.

 


 «El origen de las especies», de Charles Darwin (ed. Penguin Clásicos).

Para Navidades, un clásico entre los clásicos. El científico defiende que las especies no fueron creadas por una mano divina, sino que primero existieron unas formas más simples que a lo largo del tiempo fueron mutando y evolucionando para adaptarse al medio. La obra sentó las bases de la biología evolutiva.


Un libro ilustrado: «Extintos», de Lluc Riera y Jack Tite (Mosquito Books).

Ganador en Francia del Primer Premio al libro de divulgación ecológica para niños. Un homenaje ilustrado a las especies animales que se han extinguido en los últimos cien años. A menudo, cuando hablamos de extinción, imaginamos a dinosaurios o mamuts, pero no tenemos en cuenta que algunos animales están desapareciendo todas las semanas.


 «La vida de los árboles«, de Francis Hallé (Gustavo Gili).

¿Sabías que hay un acebo real que está en Tasmania y tiene 43.000 años? Con este libro, escrito por el renombrado científico Hallé, aprenderemos mucho sobre unos seres vivos que no molestan, viven más que cualquier otro y son esenciales para nuestra existencia. Para abrir boca, este bonito artículo de Anatxu Zabalbeascoa en El País.

 


 «Seguir con el problema», de Danna Haraway (Consonni).

En medio de una devastación ecológica en aumento constante, la teórica feminista multiespecies Donna J. Haraway ofrece nuevas y provocadoras maneras de reconfigurar nuestras relaciones con la tierra y sus habitantes.

 


Un artículo (con muchos libros): «El final de la era del hielo», de Guillermo Altares, publicado en El País.

Este completo reportaje pone el foco en el peligro inminente que la crisis climática supone para el Ártico y para los pueblos que siguen viviendo en él, a través de una avalancha de novedades literarias que van desde el ensayo, los viajes, la novela o el cómic.

 


«Bajo el viento oceánico», de Rachel Carson (Errata Naturae).

Pocas obras han influido tanto en el devenir del activismo medioambiental y el compromiso con el planeta como sus libros. De todos ellos, este, inédito hasta ahora en castellano, fue siempre su preferido y el de muchos de sus lectores.

 


Un libro: «Ecohéroes«, de Carlos Fresneda (RBA). 

Las voces más reconocibles de la ecología se dan la mano con otros nombres no tan conocidos pero con historias apasionantes. 100 Ecohéroces (activistas, emprendedores, economistas, urbanistas y científicos), nacionales e internacionales, que visibilizan la necesidad de un cambio profundo en nuestra relación con la naturaleza.

 


Un libro: «Colapsología», de Pablo Servigne y Raphaël Stevens (Arpa).

Un complemento ideal de la serie «El colapso», (Filmin). La dependencia del petróleo, los efectos de la contaminación, la superpoblación, la escasez de productos agrícolas y la fragilidad financiera son los problemas que exponen los autores, que nos invitan a reaccionar, a actuar y dar a luz a una sociedad más sostenible, más amigable, más humana. Para abrir boca, recomiendo esta entrevista: «¡Lo que nos espera puede ser peor que la Edad Media!»

 


Un libro: «El murciélago y el capital», de Andreas Malm (Errata Naturae).

Uno de los pensadores fundamentales del ecologismo político actual nos propone un libro revelador, donde analiza los mecanismos por los cuales el capital, en su búsqueda ilimitada de beneficios, nos ha conducido a una situación que, desde la escala microbiana a la atmosférica, impone un riesgo crónico y letal. Una crisis ecológica en toda regla.


Un libro: «Almaciga«, de María Sánchez (GeoPlaneta).

Una defensa del mundo rural y la dignificación de su cultura. Este libro es un proyecto colaborativo en el que la autora ha ido recogiendo palabras asociadas al campo para que no caigan en el olvido.


Un libro: «El planeta inhóspito. La vida después del calentamiento«, de David Wallace-Wells (Ed. Debate).

Según el autor: «Lo que el cambio climático nos tiene preparado no es una nueva Gran Recesión o Depresión, es una Gran Agonía». Contundente y didáctico, el autor compila datos y estudios científicos, entrevistas con expertos, proyecciones y escenarios en los que aclara, ilustra, ejemplifica y puntualiza de qué hablamos cuando hablamos de calentamiento global, la rapidez del cambio y la extensión de sus consecuencias. Un libro imprescindible.


Un libro: «Tú puedes salvar al mundo. 38 héroes de la Tierra inspiradores y 12 retos para frenar el cambio climático«, de Angela Green (Duomo Ediciones).

Un libro para niños y jóvenes. Inspirador porque explica las historias de personas que han conseguido cosas muy importantes. Práctico porque encontrarán retos para aportar su granito de arena en la lucha contra el cambio climático.


Un libro: «El afán sin límite. Cómo hemos llegado al cambio climático y qué hacer a partir de ahí«, de Hope Jahren.

Un libro que nos plantea la pregunta fundamental de nuestro tiempo: ¿cómo hemos provocado la emergencia climática y qué podemos hacer a partir de ahora?


Un libro: «Y ahora yo qué hago. Cómo evitar la culpa climática y pasar a la acción«, de Andreu Escrivà.

El subtítulo del nuevo libro del ambientólogo lo dice todo. En él encontrarás  herramientas para activarte a ti mismo e impulsar el cambio en los demás. Editado por Capitán Swing, que ha cumplido 10 años en 2020.


Un libro: «Argonauta. Peripecias modernas entre el océano y el cambio climático.«, de Pablo Rodríguez Ros.

Novedad editorial escrita por este Doctor en Ciencias del Mar. Un libro de aventuras reales, en el que entenderemos el alcance del impacto del cambio climático y, sobre todo, que aún estamos a tiempo de cambiar las cosas.


Un libro: «El clamor de los bosques«, de de Richard Powers.

Lo resumimos con una frase del crítico Sergi Sánchez: «Esta novela de monumental ambición, ganadora del Pulitzer, no necesita podas, cada hoja está en su lugar, como una palabra justa»


Un libro: «Los árboles te enseñan a ver el bosque«, de Joaquín Araujo.

El libro del ecologista y primer español galardonado con el Premio Global 500 de las Naciones Unidas se puede resumir en esta frase: «Nada como los árboles para darnos paz, ayudarnos a conectar con la Naturaleza y a reencontrarnos con nosotros mismos». Y sirve para tener muy presente esta otra: “Un árbol desaparece a la velocidad de la luz comparado con la lentitud de su crecimiento. La civilización se equivocó al creer que no tenía nada que ver con el mundo


Un libro: «Estamos en el borde«, de Caroline Lamarche.

Es un conjunto de nueve historias en las que la ecología y el feminismo son las herramientas del presente ante las amenazas que desdibujan el futuro. La autora nos habla de la interdependencia entre todas las criaturas vivientes y nos coloca frente al mundo en que vivimos: una existencia al borde del abismo.


Un libro: «Llega el monstruo. COVID-19, gripe aviar y las plagas del capitalismo».

Con un lenguaje accesible y riguroso, Davis reconstruye la historia científica y política de un apocalipsis viral en desarrollo, exponiendo los roles centrales de los agronegocios y las industrias de comida rápida, apoyados por Gobiernos corruptos, en la creación de las condiciones ecológicas para el surgimiento de esta nueva plaga.


Un libro: «Emergencia climática: Escenarios del calentamiento y sus efectos en España».

Libro ameno y didáctico, de obligada lectura para toda persona con interés real en el futuro. Una síntesis asequible y pionera de todos los problemas que la emergencia climática plantea en nuestro país, así como propuestas urgentes para una transición ecológica justa que habría que adoptar cuanto antes.


Un libro: «La tierra herida«, de Miguel Delibes y Miguel Delibes Castro.

Último libro de Delibes, gran defensor de la naturaleza, escrito mano a mano con su hijo biólogo. En él dialogan sobre el cambio climático, la posibilidad de frenar la degradación del planeta o la existencia de soluciones reales y aplicables para reducir el no muy prometedor futuro de la Tierra. A complementar con este interesante artículo de Gabi Martínez, donde explica que el escritor vallisoletano ya reivindicó, en su discurso de ingreso en la Real Academia hace 45 años, la protección de la naturaleza.


Un libro: «Socotra, la isla de los genios«, de Jordi Esteva (Atalanta).

Un apasionante libro publicado en 2014 que nos lleva a la isla de Socotra, perdida en el Índico. Un lugar mítico, que ha preservado su flora y fauna primordiales, donde acudieron indios, griegos y árabes del sur durante siglos atraídos por las preciadas propiedades de las resinas olorosas de los árboles del incienso, de la mirra o de la llamada sangre del dragón. A completar con el hipnótico documental en blanco y negro del mismo título, también dirigido por Esteva.


Un libro: «Conversaciones con Jane Goodall«, de Jane Goodall. Editorial Confluencias.

Ya hemos hablado de Jane Godall, una de nuestra heroínas, en esta BeeLetter. Y para completar el artículo que recomendábamos, nada mejor que esta selección de entrevistas de la Dra. Goodall. Desde sus descubrimientos sobre los chimpancés hasta sus preocupaciones por nuestro estilo de vida insostenible.


Un libro: “La llamada del océano”, de Ignacio Dean (Zenith). 

1 hombre. 5 océanos. 5 travesías a nado en aguas abiertas en los estrechos más apasionantes y remotos del planeta. Distancias kilométricas, tiburones, olas, corrientes, medusas, cocodrilos, aguas a 3ºC de temperatura. Esta gran aventura de unir nadando los 5 continentes pone de relieve la enorme importancia del mar en nuestras vidas.


Un libro: “Canto yo y la montaña baila”, de Irene Sola (Anagrama).

Pocas novelas tan sugerentes y que te conecten más con la naturaleza. Se trata de una historia en la que toman la palabra mujeres y hombres, fantasmas y mujeres de agua, nubes y setas, perros y corzos que habitan en los Pirineos. Imprescindible, y más si se lee en plena naturaleza. 


Un libro: “Animales arquitectos”, de Juhani Pallasmaa.

Fascinado por la arquitectura del reino animal, el arquitecto y ensayista finlandés ha recopilado en este libro datos curiosos, técnicas constructivas, observaciones y análisis del comportamiento de los animales cuando construyen sus moradas. Las conclusiones son sorprendentes.


Un libro: “Ecología oscura”, de Timothy Morton (Ediciones Paidós).

Un ensayo en el que se fusionan las humanidades con la erudición científica, pero en el que el escritor incluye teorías y descubrimientos de distintos ámbitos del saber que van desde la filosofía hasta la antropología, la física o la biología. Un audaz y brillante cuestionamiento de las hipótesis en que se ha basado el análisis de los problemas ecológicos y ambientales que afrontamos hoy en día para dar forma a un futuro vivo.


Un libro: “Un cambio de verdad”, de Gabi Martínez.

Apasionante novedad en las librerías que narra cómo el autor, en pleno invierno, se instala como aprendiz de pastor en la Siberia extremeña. En un refugio sin calefacción ni agua corriente, al cuidado de más de cuatrocientas ovejas, conoce a los habitantes de la zona y se impregna de sus diferentes maneras de entender el campo.


Un libro: Cuatro Futuros, de Peter Frase.

Una de las mejores y más emocionantes editoriales de nuestro país, Blackie Books, nos trae este libro donde el autor imagina cuatro posibles futuros recurriendo a la economía, la sociología y al universo más pop de la ciencia ficción. Y manejando las grandes claves de las que depende todo: ecologismo, trabajo, robotización, lucha de clases.


Un libro: En el corazón del bosque, de Jean Hegland.

La editorial Errata Naturae nos ha regalado uno de los manifiestos más emocionantes y reales de esta pandemia. Existencial, climático, sincero. Ellos han decido parar y no publicar durante unos meses, pero este es uno de los libros que editaron antes del parón. Una historia que bien podría ser la nuestra en unos años si nos actuamos ya.


Un libro: Subterráneo, de Will Hunt.

Un libro fascinante de aventuras intraterrenas. Nos habla de hombres topo, de una mujer que llevaba 30 años viviendo en las cloacas de Nueva York, de elegantes fiestas en las catacumbas de París, de una expedición con microbiólogos de la NASA en busca de los orígenes de la vida,… y explica que el subsuelo nos recuerda quienes somos como humanos y qué compartimos.


Un libro: El planeta inhóspito

Escrito por David Wallace-Wells, experto en cambio climático. Imprescindible. Esclarecedor. Una de las razones por las que me haya decidido a escribir la Beeletter. Me compré el libro por esta frase:  “El problema no es la negación del cambio climático, es la indiferencia”.


Un libro: Contagio: La evolución de las pandemias

Del divulgador científico David Quammen, libro de referencia para entender el coronavirus. Según el autor: «Somos más abundantes que cualquier otro gran animal. En algún momento habrá una corrección».


Un libro: En Los viajes más increíbles. Maravillas de la navegación animal

El explorador y activista británico de 66 años David Barrie, recopila y cuenta los logros de multitudes de animales e insectos para encontrar el camino de vuelta a casa.

Ver más entrevistas